Un joven originario del estado de Jalisco estuvo a punto de ser víctima de una extorsión telefónica, luego de que delincuentes trataron de sacarle información de sus familiares, con la intención de comunicarse con ellos y hacerles creer que lo tenían privado de su libertad.
Afortunadamente, el afectado logró percatarse de la situación y decidió reportar lo ocurrido a los servicios de emergencia.
Todo se originó cuando empleados de un hotel, reportaron a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado que uno de sus clientes requería de la intervención policiaca, ya que presuntamente trataban de extorsionar por teléfono.
Los uniformados se trasladaron hasta el sitio señalado, donde se entrevistaron con el afectado, quien dijo ser originario del estado de Jalisco. Esta persona comentó que arribó al estado de Aguascalientes por motivos de trabajo y decidió hospedarse en un hotel.
En determinado momento recibió una llamada telefónica de un sujeto desconocido, quien le ordenó que siguiera todas las instrucciones que le iba a estar dando, ya que lo tenían vigilado varios sujetos armados y en caso de no obedecer, le iban a quitar la vida.
La persona que lo estaba intimidando, le ordenó que no saliera de la habitación donde se encontraba y no contestara ninguna llamada telefónica.
Al momento de que comenzaron a pedirle datos de sus familiares, presumió que intentaban cometer una extorsión telefónica, por lo que rápidamente colgó la llamada y se comunicó con el personal del hotel para solicitar la presencia de la policía.