Siete cuadrangulares, casi cuatro horas de partido y un juego muy raro fue el que se vivió en el tercero de la serie entre los Houston Astros y los Oakland Athletics que una vez más demostraron todo su arsenal ofensivo lastimando tanto a los abridores como al bullpen que no pasaron una buena tarde. Ante tales maderazos el partido se fue extendiendo y tuvo muchas volteretas que nunca permitieron saber qué equipo se llevaría la victoria hasta la recta final.
Tan solo en el primer tercio ambos equipos sumaron dos carreras. Por el lado de Oakland Tommy La Stella y Mark Canha maltrataron al mexicano José Urquidy conectándole cuadrangulares mientras que para los Astros Altuve pegó su primer jonrón de la postemporada y Correa empató el partido produciendo una rayita. Los Athletics tomaron ventaja gracias a su explosividad al bate con cuadrangulares en entradas seguidas, en la cuarta Matt Olson fue el responsable y en la quinta Marcus Siemen hizo lo propio sumando el cuarto vuelacercas para su equipo, todos solitarios.
Cuando parecía que Oakland tendría una ventaja que les permitiría manejar un poco el partido los Astros despertaron en el quinto rollo con un rally de cinco anotaciones que fue iniciado por Aledmys Díaz con jonrón de dos carreras que empató los cartones. Después Brantley, Bregman y Tucker producirían una rayita por cabeza decretando la ventaja de tres que ponía por primera ocasión a los Astros con la ventaja.
La diferencia llegó en el último tercio del partido. La ofensiva de los Astros se apagó mientras que los Athletics al saber que si no ganaban serían eliminados se prendieron empatando la pizarra en la séptima con jonrón de Chad Pinder que significó tres anotaciones. Con el partido igualado llegó la octava y Oakland con par de elevados de sacrificio sumaron dos más poniendo las cosas 9-7 en su favor.
El cerrador estrella de Oakland Liam Hendricks tuvo que trabajar tiempo extra y lanzó las últimas tres entradas. En la novena se llevó un ponche además de controlar tanto a Altuve como a Brantley cerrando la victoria de los Athletics y suya ya que se llevó el triunfo con tres entradas lanzadas solo un hit permitido y cuatro ponches. El mexicano José Urquidy tuvo una tarde complicada trabajando cuatro episodios en los que se llevó cinco imparables de los que cuatro fueron cuadrangulares y permitió cinco carreras yéndose sin decisión. Hoy en punto de las 14:35 horas se disputará el cuarto de la serie con la oportunidad para Oakland de igualar las cosas o de los Astros de finiquitar todo y avanzar a la serie de campeonato.