Las cadenas de suministro para la industria automotriz en el estado de Aguascalientes están completamente regularizadas, destacó Mell Wilhelm, vicepresidente del Clúster Automotriz.
Tras superar las dificultades logísticas ocasionadas por la pandemia, el flujo de piezas e insumos para la fabricación de automóviles ha mejorado notablemente, y actualmente no se prevén paros técnicos. Wilhelm explicó que las grandes plantas de manufactura operan de manera continua, sin los paros estratégicos que se aplicaban anteriormente.
Aunque las entregas de unidades nuevas a los clientes pueden tener una lista de espera de algunos meses, dependiendo del modelo y marca, esta situación se debe al rezago provocado por la pandemia. Sin embargo, la demanda se ha estabilizado, con pedidos constantes en las cadenas de suministro.
En la actualidad, las verificaciones de importaciones que requieren revisión conforme a las Normas Oficiales Mexicanas presentan complicaciones. Estas normas, que definen las características de los insumos que ingresan al país, exigen el cumplimiento mediante la contratación de laboratorios especializados que certifiquen estas regulaciones y sus actualizaciones.
Este proceso puede detener las importaciones en los puertos de acceso de uno a dos meses, e incluso hasta seis meses en algunos casos. Tal demora podría impactar el lanzamiento de nuevas líneas de producción y retener cargamentos completos de importaciones cuando una sola de las piezas o implementos no cumpla con la normativa mexicana.