Charlene Domínguez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La Asociación de Bancos de México (ABM) achacó que el Presidente Andrés Manuel López Obrador volviera a «regurgitar» sobre la venta de Banamex porque ya había emitido la postura al respecto.
Ayer, en la mañanera el Presidente reveló que el Gobierno evaluó ser dueño de 51 por ciento de Banamex por el nivel de utilidades que se hubieran obtenido.
Aunque es una decisión descartada, el señalamiento se suma a muchos otros comentarios sobre el tema que el Presidente ha emitido en sus conferencias.
«El Presidente ha dicho muchas cosas, tiene todo el derecho de emitir su opinión con respecto a algo, (pero) de eso a que él sea el arquitecto de la transacción y que esté diciendo quiero la inversión, bueno, pues ya sería un problema distinto.
«Él estaba haciendo sugerencias a partir de algunos conceptos y elementos que tiene, lo declaró en Acapulco de hecho; no sé por qué hoy vuelve a regurgitar cuando ya en Acapulco había dado sus comentarios», dijo Daniel Becker, presidente de la ABM, en conferencia de prensa.
Aseguró que los dichos del Presidente no han generado elemento de desconfianza.
El Gobierno llegó a una decisión correcta: no participar en una transacción entre particulares, añadió.
En entrevista por separado, Lorenza Martínez, directora general de Actinver, dijo que los señalamientos de una posible participación del Estado en la compra de Banamex no pone en entredicho el ambiente corporativo y de inversión.
La operación, por el contrario, generará más competencia en el mercado bancario del País, agregó.
«En la medida que haya productos y servicios para cada segmento redituará en mayor ahorro», expuso.