Alberto Aldape Barrios, director del Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial (CIDE) en Aguascalientes, recomendó ayer que las familias hagan un análisis de las deudas que tienen sus miembros y privilegien el pago de aquellas que son caras como las tarjetas de crédito y las patrimoniales, de tal forma que no generen problemas por las altas tasas de interés de las tarjetas y no pongan en riesgo su vivienda al dejar de pagar la hipoteca ante alguna institución o banco.

Del mismo modo, hizo un llamado a las familias para priorizar el ahorro en lo que resta del año, cortar con los gastos hormiga, cuidar al máximo el trabajo y sobre todo buscar cómo actualizarse a través de los Institutos de Capacitación para el trabajo o de los organismos empresariales y de esta manera mantenerse competitivos.

 

OTRAS RECOMENDACIONES…

  • ATENTO A LAS HORMIGAS. Los gastos hormiga no deben ser perdidos de vista, porque al final del año llegan a sumar grandes cantidades de dinero.
  • NO DEJE DE AHORRAR. De acuerdo con datos del INEGI se incrementó el gasto en salud más del 40% y esto ha afectado la disponibilidad de recursos en los hogares de Aguascalientes, motivo por el cual la gente no debe conformarse con ahorrar lo que le sobra, sino determinar un porcentaje de su ingreso mensual como ahorro.
  • ¿DE VERDAD LOS NECESITA? Otro factor por cuidar son las inversiones que se hacen en tecnología, porque muchos compran aparatos que realmente no requieren y sólo lo hacen por moda.
  • ¿VALE LA PENA? Las familias deben cuidar también no hacer compras por impulso o por cuestiones sociales, las cuales sólo generan gastos y pueden desbalancear la economía familiar durante varios meses, considerando que esos eventos son momentáneos y duran muy poco tiempo.
  • RECUERDE LAS TASAS. Alberto Aldape Barrios aseveró que esas compras suelen hacerse con las tarjetas de crédito y las van pagando con los saldos mínimos, sin tomar en cuenta que las tasas de interés son muy caras al oscilar entre un 40 y 60%, razón por la cual deben tener cuidado para proteger las finanzas familiares.