Ante el entreguismo que han mostrado la mayoría de los magistrados en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, a las disposiciones de la Federación, sería conveniente que los gobernadores interesados en interponer la acción de inconstitucionalidad por la eliminación de los fideicomisos en el país, recurran también a órganos y cortes internacionales, no esperar una posible negativa de los ministros.
Ésta fue la recomendación del presidente del Colegio de Abogados de Aguascalientes, Fernando Amador Macías, quien resaltó que tanto la acción de inconstitucionalidad como la presentación de amparos colectivos con la misma finalidad, de evitar la desaparición de los 109 fideicomisos, legalmente tienen muchas posibilidades de prosperar.
No obstante, la más reciente experiencia dejada por parte de los ministros de la Corte, que declararon constitucional la Consulta para sancionar a los ex presidentes, con una interpretación acomodada de la ley, “ha hecho a muchos abogados perder la fe en que se actuará sin intereses políticos de por medio”.
Dejó de manifiesto que el Gobierno Federal no tiene por qué dictar las reglas sobre el manejo específico de los recursos que llegan a los fideicomisos, considerando que gran parte de lo que llega a ellos no son precisamente de las arcas gubernamentales, sino que hay participación de organismos internacionales e inclusive recursos particulares, que deciden otorgar recursos a proyectos dependiendo del tema y del fideicomiso.
Y si acaso se tienen las pruebas de que algún fideicomiso enfrentó corrupción o malversación de sus recursos, lo ideal es que se castigue a los responsables, y si se considera que alguno pudiera ser deficiente, tal vez sí desaparecerlo, pero no a todos cortarlos con el mismo rasero.
Amador Macías lamentó que las autoridades federales sigan atrayendo la simpatía “de sus fanáticos, como si se tratara de redentores que vinieron a cambiar el mundo y ahora somos parte de la crítica internacional”.