Al anticipar que las campañas electorales se sustentarán en meros discursos y estarán lejos de eso que ofrecen que serán de altura, el Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial llamó a la ciudadanía a ser más inteligente que los candidatos al informarse sobre lo que pueden o no hacer los alcaldes y los diferentes diputados, sean federales o locales, para que no quieran engañar con falsas promesas y propuestas.

De igual manera se requiere promover con seriedad un Observatorio Ciudadano con capacidad de generar sanciones a los funcionarios públicos, es decir se requiere avanzar en modalidades que se aplican en otras naciones para dar seguimiento de cada uno de los compromisos de los candidatos, que haya transparencia en el manejo de los recursos públicos y que haya un comportamiento adecuado de cada uno de los funcionarios.

Alberto Aldape Barrios, director del CIDE, señaló que con los candidatos que quieren reelegirse en esta jornada electoral, los ciudadanos debemos analizar lo que hicieron en sus puestos, si promovieron o votaron a favor o en contra de leyes que no beneficiaron a la sociedad aguascalentense.

Indicó que los candidatos únicamente dicen discursos dirigidos a satisfacer las necesidades de un público cautivo como sería la ciudadanía de un distrito electoral, y la sociedad debe enterarse de las competencias de cada uno de los puestos contendientes para exigir propuestas que conquisten el voto ciudadano.

En entrevista con El Heraldo, el titular del CIDE precisó que los Observatorios Ciudadanos deberían de considerarse en México, incluido Aguascalientes, porque se requiere transparencia y si un funcionario no cumple con sus responsabilidades, entonces que pueda ser exhibido para propiciar que haya trabajo a favor de todos y no de un sólo grupo o persona.

“Se requieren observatorios ciudadanos para que supervisen la administración pública y que sean una contraloría efectiva, no un órgano superior de fiscalización, no una secretaría de la función pública, ya que no trascienden en su accionar, sino que los ciudadanos evalúen y califiquen el desempeño de los funcionarios”, concretó.