Reitera el Frente Nacional por la Familia que mantendrá su férrea defensa de la reforma a la Ley Estatal de Educación, ante el derecho que tienen los padres a decidir en la enseñanza de sus hijos. Al respecto, su coordinador en la entidad, Carlos García Villanueva, señaló que el amparo contra esta ley sólo aplica a las organizaciones que lo promovieron pero no para todo el estado.

El activista social afirmó que seguirán en la defensa jurídica de esta reforma, por lo que revisarán a detalle el amparo concedido por un juez y están en comunicación con el Congreso del Estado, ante la intención de buscar detener la aplicación de dicha ley y por la acción de inconstitucionalidad que promovió la Comisión Estatal de Derechos Humanos ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, “por lo que hasta que no decida la Corte no la pueden detener, y por ello legalmente se estudia qué hacer en la defensa y en contra de que se detenga ese derecho”.

García Villanueva indicó que el amparo promovido por colectivos feministas en la Ciudad de México, corresponde a grupos que están financiados por organizaciones internacionales que están a favor del aborto. “Este no es un movimiento natural de personas de México, sino que es promovido por organizaciones de Estados Unidos y de otras partes que promueven el aborto, entonces no es movimiento natural de la ciudadanía mexicana”.

Comentó que esta ley no es fácil de detenerla porque en primera fue aprobada por el Congreso del Estado y segundo porque es un derecho natural de los padres y aunque unos grupos hayan interpuesto el amparo, éste les da derecho a ellos y a sus familias, pero no a la población en general, “porque un amparo no puede decir, yo voy a amparar al Estado de Aguascalientes para que no les vayan a dar esa educación, sino que solo aplica para la organización que lo promueve”.

Adicionalmente, negó que esto se trate de un Pin Parental, aclarando que la herramienta como tal fue diseñada para la educación en España, que los padres pueden aplicar para la instrucción de los hijos en donde sea aprobado, pero que en México no hay tal. “Se la ido llamando así, copiando ese nombre de España, pero en ningún estado, ni en Aguascalientes, que se aprobó esta modificación, es un Pin Parental, sino es la obligación y el derecho que tienen los padres en decidir la educación de sus hijos”.