Para este último bimestre del año, la industria automotriz, autopartes y metalmecánica en Aguascalientes continuará con sus paros técnicos, al confirmarse que las metas de producción planteadas al inicio de este 2021 no se cumplirán, ya que apenas llegarán a un 70 por ciento, ante el persistente desabasto de semiconductores, de acero y de plásticos.

Al informar lo anterior, Rogelio Padilla de León, secretario general del Sindicato de la Industria Automotriz y Metalmecánica de la FTA-CTM, aseveró que el 80% de las empresas de este sector ha aplicado los paros técnicos durante el año y el 20% de las fábricas restantes siguió produciendo para estar preparadas a la demanda, que no ha llegado, y ahora analizan aplicar paros, pues no cuentan con más espacio para almacenar sus inventarios.

Agregó que la industria esperaba que todo mejorara a partir de octubre pasado, pero no sucedió así; por el contrario, continúa el desabasto de insumos en varios rubros y la información reporta que esta dinámica se mantendrá en lo que resta del año, y tendrá que sortearse con un mayor número de paros técnicos de modo escalonado e intermitente, al no contar con la materia prima para la producción de vehículos.

Incluso se prevé que esta industria arrancará el ejercicio 2022 con la aplicación de paros técnicos, ya que las empresas que producen los semiconductores y microchips están sobresaturadas y no tienen la capacidad de abastecer el mercado, porque no se limita al sector automotriz, sino a varios más, ocasionando el encarecimiento de los mismos y de los productos finales.

Otro componente que ha faltado ha sido el acero para la fabricación de partes que se requieren para los vehículos. Algo similar se ha tenido con el componente de los plásticos, los cuales son un derivado del petróleo.

Estos tres insumos han estado frenando a la industria automotriz y de autopartes.

Los planes y programas establecidos para el 2021 no se cumplirán y la producción estará un 30 por ciento por debajo a lo estimado; incluso, algunas armadoras reportarán cifras más elevadas, subrayó el dirigente adjunto de la FTA.

La situación propicia ya que algunas compañías comiencen a reportar problemas financieros, lo cual resulta preocupante, pues indica que no tendrán crecimiento, y también aparece en el horizonte el riesgo del despido de trabajadores, lo cual no ha sucedido gracias a los paros técnicos, con el fin de mantener intactas las plantillas laborales.