Diego Martínez
Agencia Reforma

CDMX. -El “Canelo” Álvarez no se cansa de repetir que nunca menosprecia al rival, pues entiende perfectamente que, en el mundo del boxeo, todos tienen ganas de bajarlo del trono.
La pelea que sostendrá el tapatío mañana ante el turco Avni Yildirim en el Hard Rock Stadium de Miami es catalogada por muchos como un trámite, a pesar de que, a lo largo de la historia, más de un “desconocido” se ha encargado de poner en su lugar a campeones que parecían invencibles.
En otras palabras, Saúl Álvarez no quiere ser la parte perdedora de historias como las que han vivido púgiles como Mike Tyson, Julio César Chávez, Wladimir Klitschko y Anthony Joshua, entre otros.
“Respeto muchos a todos los peleadores, respeto el reto que tengo enfrente. Sé lo que trae Yildirim. Es un peleador fuerte con muchas ganas de ganar y yo vengo con la misma mentalidad de siempre, a ganar, a hacer mi trabajo y a seguir haciendo historia. Sé que tengo más cualidades, pero Yildirim tiene hambre y en el boxeo no hay que confiarse”, comentó Álvarez, de 30 años.
Al considerado mejor libra por libra del mundo no le interesa que su rival turco lleve dos años sin pelear. Solamente quiere subir al ring, hacer su trabajo y defender con éxito los cetros Supermedianos del CMB y AMB ante el retador oficial por el fajín verde y oro.
En las casas de apuestas, los momios colocan al “Canelo” favorito desde 14 a 1 hasta 20 a 1.
El plan de Álvarez es salir con el triunfo y enfrentar en mayo a Billy Joe Saunders, pero antes de eso deberá quitar del camino al turco Yildrim.
“En el boxeo hemos visto sorpresas y no menosprecio a mi rival”, sentenció el tapatío.