En un ambiente de consignas, gritos, desorden y faltas de respeto por parte de grupos activistas y al mismo proceso legislativo, el pleno de la LXIV Legislatura no aprobó la iniciativa de proteger a la vida desde la concepción, que  obtuvo 17 votos a favor, cinco en contra y cinco abstenciones. En consecuencia se regresa a Comisiones al no obtener la mayoría calificada, es decir se quedó a un solo voto. Los diputados decidieron someter la iniciativa por la vía del voto por cédula, para resguardar el nombre de cada legislador; se archiva como asunto concluido.