No se ancla en el pasado

CDMX.- Aunque está encumbrado por éxitos de antaño como “Yo Soy Aquel” y “Mi Gran Noche”, Raphael no vive de la nostalgia, sino de demostrar su capacidad día a día.
Para el español, la añoranza por lo que ha hecho durante 58 años de trayectoria profesional le es desconocida, porque, asevera, no se sustenta en el recuerdo, sino que pone todos sus esfuerzos y planes en su presente.
“Yo no soy una persona nostálgica, no estoy pensando en lo que hice ni me regodeo de mis cosas. Siempre estoy pensando en lo que toca hacer mañana, pero más en esta tarde. Yo vivo la vida así, no miro al pasado para nada.
“No soy de los que se sientan a decir lo que fui. Yo estoy en el hoy. (Mis clásicos) son parte de mi obra, es como si Goya enseñara sus cuadros, pero no con eso estoy echando de menos esos tiempos. No hay nada que eche de menos, estoy mejor ahora”, destaca en entrevista.
Para el artista, que se presenta el viernes en el Auditorio Nacional, el éxito nunca fue una meta, sino consecuencia de disfrutar el momento.
Y pese a que nunca ha dejado de trabajar, el español destaca que no se esfuerza de forma innecesaria porque no hay una fórmula para triunfar, pues el talento es algo que se tiene.
Para acrecentar su legado, ni siquiera su fusión de música sinfónica y electrónica es su tope, pues Raphael desde hace cuatro días comenzó a trabajar material nuevo que le servirá para festejar 60 años de carrera.
“Ese disco tiene muchos lados, porque también tengo que hacerlo para todos los gustos. Las cosas hay que hacerlas, no vas a saber nunca si es complicado si jamás las haces”. (Mauricio Ángel/Agencia Reforma)