Un veloz y ebrio conductor tuvo que ser detenido y posteriormente presentado ante las autoridades correspondientes en la espera de que sea resuelta su situación legal correspondiente, luego de que al pasarse la luz roja del semáforo casi provocara un accidente contra terceros.
Fueron elementos de la Policía Vial, quienes al realizar sus recorridos de vigilancia sobre el fraccionamiento Villas de la Asunción, sobre la avenida Gerónimo de la Cueva y Jesús González García, observaron que una camioneta Ford Lobo, modelo 2019 en color blanco, circulaba a exceso de velocidad además que su conductor no respetó la luz restrictiva del señalamiento vial, lo que estuvo a nada de impactar a terceras personas con preferencia de paso. Por lo anterior, los oficiales intervinieron dando alcance al sujeto que pretendió escapar y que sin embargo, no lo consiguió. Fue así que quien dijo llamarse Mario, de 38 años de edad, fue sometido a la prueba de alcoholimetría, la cual arrojó en una primera y posterior segunda prueba 0.47 MG/L, comprobándose su estado de ebriedad.
Finalmente, el conductor del vehículo fue trasladado a la Dirección de Justicia y presentado ante el juez Calificador, en tanto su vehículo fue detenido y trasladado a la Pensión Municipal.