En lo que va del año, la Procuraduría Estatal de Protección al Medio Ambiente ha atendido más de 700 casos relacionados con actos que atentan contra el equilibrio ecológico de la entidad.
La titular del área, Ofelia Castillo Díaz, precisó que una gran parte de ellos corresponden a denuncias ciudadanas y otros más como resultado de los operativos de campo y por medio de la vigilancia electrónica que se mantiene en zonas de mayor vulnerabilidad.
Dentro de lo detectado durante los primeros 5 meses del año, sobresalen hechos relacionados con quema de materiales no permitidos, emisiones de contaminantes en chimeneas, escombro tirado de manera indebida, así como descarga de agua residuales domésticas y tala clandestina.
Tan sólo a lo largo del Río San Pedro, por medio de las 7 cámaras instaladas en tramos que comprenden del municipio capital al de Jesús María, han sido intervenidos 26 asuntos.
La procuradora recordó que quienes atenten contra el entorno ecológico pueden llegar a enfrentar sanciones administrativas de parte de la dependencia, además de complicaciones de carácter legal ante la Fiscalía General del Estado.
Finalmente, la funcionaria indicó que los operativos son permanentes abarcando cualquier zona natural a lo largo y ancho del territorio local.”En lo que llevamos del año hemos logrado atender 719 de reportes, el número es ligeramente inferior comparativamente hablando con respecto al año pasado. Creemos que obedece al tema de la contingencia sanitaria”, explicó.