nikon d100Edsss

La llegada tardía del temporal en el estado y la región ha retrasado también el repunte de ventas del pan entre la población, señaló el empresario de la industria panificadora, Eliasar Cruz Barba.
El primer semestre de este año ha sido mucho más difícil para el sector que en años anteriores por efectos de la incertidumbre económica que de una u otra manera se refleja en el bolsillo de la gente, pero sobre todo porque el clima no favorece su consumo.
En entrevista, recordó que la dinámica cíclica de la industria panificadora en la entidad registra una baja sensible a partir del mes de abril, pues se conjuntan tres factores poco propicios para la venta del pan.
“Principalmente el clima, enseguida el periodo vacacional escolar y por supuesto las festividades de San Marcos, pues las personas prefieren consumir una bebida en el perímetro que sentarse a comer un pan”, agregó.
Sin embargo, cuando empiezan las lluvias el panorama va cambiando pues de inmediato se incrementa el consumo de pan que, según la industria panificadora a nivel nacional, es un alimento básico en la dieta del mexicano con una ingesta per cápita de casi 33 kilos por año.
Reiteró que, con las altas temperaturas registradas en la entidad y la escasez de lluvias, los panificadores están batallando mucho para colocar el producto y mantener la estabilidad de sus negocios.
Refirió como ejemplo que la tormenta del fin de semana anterior, que lamentablemente afectó a muchas personas, especialmente a las más vulnerables, impactó favorablemente a los panaderos, pues luego de la tormenta las ventas se incrementaron como hacía meses no se registraba.
En esas fechas arrancó la canícula y la esperanza es que no sea tan acentuada, sino que dé lugar a las lluvias, pues eso indudablemente representa la reactivación de la industria y su producción.
“Cuando ello ocurre la tendencia en la actividad es sostenida al alza hasta el invierno y eso significa fortalecer inversiones, ocupación, algo de modernización o la atención a lo que cada empresario requiera en sus unidades de producción”, concluyó.