Blanca Rivera Río afirmó que el Comité Ejecutivo Nacional del PRI le dio un golpe de estado, no se bajó sola de la contienda ni del registro ante el IEE en la candidatura a la Presidencia Municipal de Aguascalientes, “me quisieron imponer su planilla y me presionaron para ceder mi derecho de integrar a mi equipo de trabajo”.

En una conversación franca y detallada de los hechos sucedidos el pasado fin de semana, la señora Blanca Rivera denunció que en su recorrido para recuperar la confianza con las líderes de colonia, pudo encontrar un municipio en pedazos, porque la seguridad, el pleito del agua y la economía están por los suelos; las inconformidades, el abandono y la ausencia de proyectos sociales, son “sólo escenografía hollywoodense”.

Agregó que el encono de la gente de Aguascalientes es real y no es posible que se le siga tratando de esa manera, “ojalá que al próximo Gobierno capitalino accedan personas que quieran servir a Aguascalientes y no que estafen ni mientan. El deber de un verdadero gobernante es velar por su pueblo”.

En la cronología de los hechos, dijo que desde el inicio que anunció que aspiraba a la candidatura priista, otros militantes ya no quisieron inscribirse y se trabajó para limar asperezas a través de la inclusión, para hacer que Aguascalientes tuviera un mejor Gobierno capitalino.

“Se logró una unión entre paréntesis, estuve trabajando contenta, estableciendo acuerdos con los candidatos a diputados, y se trabajaba día y noche aunque no de modo abierto, pues las campañas empiezan hasta el 19 de abril, pero todo parecía estar tranquilo”.

Sin embargo, dijo que el viernes pasado comenzó a recibir llamadas del CEN para que enviara su plantilla porque tenía que ser autorizada, cuando en realidad los candidatos tienen el derecho y privilegio de establecer su planilla porque son las personas con las que se van a rifar toda la campaña electoral para lograr el gane y los objetivos establecidos.

“Un día antes entregué mi planilla, pero aclaré que no estaba sujeta a cambios, y presionaron diciendo que debía registrarme con la planilla que el CEN imponía, claro que no acepté porque yo soy la que empeña su palabra, la dignidad y soportando una adrenalina cuando compartes estas vivencias”.

Detalló hay varios priistas a los que les ofrecieron candidaturas, pero no las quisieron porque sabían que no ganaban y tampoco estaban dispuestos a perder su patrimonio, es decir, que “Blanca se endeude pero yo no, en todo caso me voy por las candidaturas plurinominales, quedando en evidencia que no era una contienda pareja para todos”.

Agregó que “no es posible soportar que otros se quieran servir de la política, porque no soy así, me arriesgué en esta contienda que tenía todo en contra, situación económica, pandemia, desacreditación política de todos los partidos, y todavía aguantar la imposición de la gente del CEN del PRI, sencillamente no”.

Comentó que hay gente que no quiere trabajar pero sí disfrutar los privilegios. “Esto genera tristeza, porque yo no renuncié, me bajaron de la contienda, no fue una decisión mía, yo había dicho que me quedaba en la raya si la contienda era limpia, pero no me lo permitieron”.

El descaro mayor del CEN fue que hizo la última llamada entre las 6 y 7 de la tarde del domingo insistiendo en que la señora Blanca aceptara la planilla o al menos incluyera a alguna gente -impuesta- y procediera al registro ante el IEE.

Luego a las 10:45 de la noche del domingo, el delegado en funciones del CEN del PRI en Aguascalientes le mandó un mensaje diciéndole que no se había registrado y le respondió que había aceptado si mantenían su planilla, pero “no tuvieron la decencia ni la honestidad, ni la hombría de decirme que no me iban a registrar y que ya tenían a otra candidata. Esto son bajezas”.

“Yo concibo a la política como una oportunidad para servir a la gente y me duele esta experiencia, pero trabajaré por Aguascalientes desde la trinchera en que esté, porque la gente más necesitada requiere ser atendida y escuchada. La política no es un negocio, es una responsabilidad”.

Por último, Blanca Rivera agradeció a todas las personas que confiaron y creyeron en ella en este proyecto hacia la Presidencia Municipal de Aguascalientes, “estaba emocionada y comprometida para sacar adelante a esta bella ciudad”.