Nuevamente el equipo de Panteras Aguascalientes sufrió una dolorosa derrota en la Liga Nacional; esta vez los verdugos fueron los Leñadores de Durango, quienes dominaron casi todo el encuentro y supieron cerrar mejor el partido en casa.
El día de ayer la escuadra de Sebastián Ginóbili visitó la ciudad de Durango para enfrentar a los Leñadores en una cancha muy complicada. Ambos equipos llegaban a esta cita con una marca igualada de 2-2 por parte de los felinos y de 3-3 por parte de los duranguenses, así que era primordial una victoria para los dos equipos.
Los primeros en ponerse en ventaja fueron los de Aguascalientes, quienes iniciaron bastante bien el encuentro con anotaciones de todos sus titulares; lo más que se llegaron a alejar fue por 6 puntos, pero al final del primer cuarto los Leñadores lograron recortar la distancia, al estar a sólo un punto abajo al término del primer periodo.
En el segundo cuarto el equipo de Panteras se apagó completamente, anotando sólo 10 puntos en estos 10 minutos, además de que a nivel defensivo no fueron certeros, dejando que los locales anotaran hasta 26 unidades, así que al final de la primera mitad el equipo de Leñadores ya lo ganaba por 15 puntos.
Para el tercer cuarto se pudo ver una mejora en la ofensiva de Panteras, llegando a anotar hasta 25 puntos, pero desafortunadamente, los Leñadores no bajaron el ritmo en la ofensiva y mantuvieron la ventaja y la presión a su favor.
En el último cuarto, los locales siguieron con la presión alta y casi casi sellaban el encuentro en los primeros minutos. Sin embargo, a falta de sólo 3 minutos el equipo felino reaccionó y llegó a acercarse hasta por 5 puntos, buscando repetir la hazaña de su juego pasado en León cuando remontaron en los últimos minutos.
A pesar de la gran reacción de Panteras con dos triples seguidos, el equipo de Durango se plantó bien defensivamente y jugó con la presión de su rival, para después atacar sin piedad y sellar su victoria de una vez por todas, dejando un marcador final de 94-81 a favor de Leñadores.
La pesadilla de Panteras en el juego de ayer fue Jerry Evans, quien anotó 21 puntos, mientras que, del lado de los aguascalentenses, el máximo anotador fue Gary Ricks, quien estuvo fuera la serie pasada por una lesión, pero ahora regresó de manera triunfal sumando 17 puntos, 4 rebotes y 3 asistencias.
Esta noche se jugará el segundo juego de la serie a las 8:15 pm y después, los felinos regresarán a casa para alistas su serie del sábado y domingo contra Libertadores de Querétaro.