Un hombre que ya no soportó más las enfermedades que padecía, decidió ponerle fin a su existencia y ayer se quitó la vida al descerrajarse un disparo en la cabeza con un arma de fuego.
Los hechos se registraron ayer a las 14:30 horas, en un domicilio ubicado en la calle Del Pino, entre las calles Frontera y Agustín de Iturbide, en el fraccionamiento Campestre.
El ahora occiso respondía al nombre de José Federico, de 53 años con domicilio en el mismo lugar de la tragedia.
Fue a las 14:30 horas cuando se reportó a los servicios de emergencia que en el sitio antes señalado había sido localizada una persona del sexo masculino que al parecer se había quitado la vida al darse un balazo en la cabeza.
Fueron policías preventivos del Destacamento “Pocitos” quienes atendieron el reporte, al igual que una ambulancia del ISSEA.
Un hermano del ahora occiso, de nombre Gerardo, de 55 años de edad, señaló que al llegar a visitar a su familiar, lo encontró sentado en la silla y con una pistola calibre 25 junto a su mano derecha, además de que sangraba profusamente de la cabeza, ya que presentaba un balazo a la altura de la sien derecha.
Más tarde arribaron el agente del Ministerio Público de Hospitales de la Fiscalía General del Estado, personal de la Dirección de Investigación Pericial y los agentes del Grupo Homicidios de la Policía de Investigación.

¡Participa con tu opinión!