Padres de familia están de acuerdo con que no se repruebe a los alumnos, pues esto ayudará a evitar el abandono escolar, señaló su presidente Miguel Ángel Herrera Cruz, y recordó que Aguascalientes siempre se ha destacado por el nivel educativo que se tiene en cada uno de los planteles.
El que la Secretaría de Educación Pública, haya decretado que la calificación mínima que se podrá registrar en las boletas de los alumnos de primaria y secundaria será de 6, será “un estímulo para evitar el abandono escolar, no tanto para regalar calificaciones, eso hay que ganárselo, sino para evitar rezago y continuar con los grandes pronósticos que hay en la entidad”, declaró.
El representante de los padres de familia, dio a conocer que cerca del 46% de los niños que culminan la primaria, terminan un grado profesional.
“Aguascalientes lo supera por mucho, la media nacional está en el 20%, entonces este tipo de cosas hay que tomarlas por la parte de las personas que se retiran del estudio, para que no lo hagan y terminen con sus estudios”, expresó.
La AEPF, piensa que los menores que logren pasar con seis, también podría generar que algunos padres lo encuentren cómodo y no busquen que sus hijos se esfuercen, sin embargo, el precio a pagar sería el rezago educativo.
“Si hay un niño que no aprendió a leer en primero de primaria, pues se le va a empezar a complicar a ese niño después y el papá va a ver que no es conveniente irse por la línea tangente”, dijo Miguel Ángel Herrera.
Es por ello que se hace un llamado para que los padres asuman el decreto con responsabilidad y se hagan cargo del aprendizaje de sus hijos.