La Dirección de Reglamentos realiza hasta 12 clausuras por semana a establecimientos que venden bebidas embriagantes fuera de horario establecido, informó el titular de la dependencia, David Ángeles Castañeda. El funcionario municipal apuntó que entre los giros castigados se encuentran tiendas de abarrotes, tiendas de vinos y licores, así como algunos restaurantes.

El director de Reglamentos mencionó que hay castigo para los reincidentes en estas faltas. “Existe un artículo del Código Municipal que dice que a la tercera ocasión que cometan una falta dentro de un periodo de seis meses se les retira o cancela la licencia”, advirtió.

En ese sentido, el funcionario comentó que por incurrir repetidamente en vender alcohol a deshoras se han retirado cuatro licencias en lo que va del año, principalmente de antros, dos de ellos ubicados en el norte y los restantes al oriente de la ciudad.

Los antros a los que se les retira la licencia comercial, pueden regresar al negocio solamente haciendo el cambio de nombre del establecimiento. Sin embargo, Ángeles Castañeda aseguró que por ahora el Municipio capital no está entregando licencias nuevas; “lo que se puede otorgar son permisos provisionales cuando son cambios de domicilio, pero licencias nuevas ya no hay”, expresó.

QUE NO LES TOCA. David Ángeles Castañeda dijo que no es competencia de la dirección que encabeza evitar que los establecimientos condicionen mesas a sus clientes a cambio de la compra de botellas o algún servicio adicional. “Si para poder ingresar a un lugar (el establecimiento) pone sus condiciones y el usuario las acepta, eso ya no está en nuestras manos”, aclaró.