Ayer por la mañana, se jugaron en Casa Club los partidos entre Necaxa y América en las categorías Sub-18 y Sub-20, con ambas categorías quedándose con las ganas de sacar tres puntos. Los primeros en saltar a la cancha fueron los de la Sub 20; el partido para los de Aguascalientes inició de manera abrupta, puesto que, desde los primeros minutos, la escuadra visitante se plantó de buena manera en el encuentro y comenzó a manejar la posesión del balón. Las cosas se complicaron para los Rayos tras la expulsión de Alejandro Andrade al minuto 10 de la primera mitad. Ya con la superioridad numérica, los visitantes se fueron de lleno al ataque, generando llegadas de gol y agobiando a su rival, sin embargo, la defensiva necaxista estuvo atenta en todo momento y resolvió de muy buena manera, evitando que su marco cayera. La primera mitad culminaría con empate sin goles en el marcador. Para la segunda parte, la oncena necaxista cambió el chip y salió a proponer el partido y, a pesar de tener un hombre menos en el campo, por momentos dominó el partido y fue quien mostró un mejor futbol. Para el minuto 70, los Rayos se adelantarían en el marcador tras la definición por parte de Diego Espinosa. Conforme transcurrió el partido, el cansancio comenzó a notarse en los futbolistas aguascalentenses y, a pesar del gran esfuerzo físico, en los últimos minutos del partido los de Coapa anotarían en dos ocasiones para quedarse con la victoria en Aguascalientes por marcador de 1-2.
Para el encuentro de la Sub-18, los Rayos comenzaron de muy buena manera puesto que muy pronto en el partido se fueron arriba en el marcador tras un gran gol por parte de Waldo Madrid, sin embargo, la ventaja duraría muy poco, ya que la visita igualaría las cosas al minuto 9 del encuentro. Tras las anotaciones, el partido se cerró en el medio campo y fue muy complicado para ambas escuadras poder generar acciones claras de gol. La primera mitad culminaría con empate por la mínima diferencia en Casa Club. En la segunda mitad, los Rayos se fueron de lleno al ataque teniendo la posesión del balón, generando llegadas claras de gol y manejando el partido a su conveniencia. El dominio necaxista en el partido era muy notorio y el gol llegaría para el minuto 53, cuando Waldo Madrid anotó el segundo a su cuenta en el partido. Con le ventaja a su favor, los Rayos comenzaron a bajar en intensidad, cosa que la visita aprovecharía y, para el minuto 77, lograría el empate en tierras necaxistas. Tras el empate, el partido se volvió muy cerrado puesto que ambas escuadras buscarían el gol de la ventaja sin descuidar la línea defensiva. El partido culminaría con empata por marcador de 2-2 entre ambas escuadras.

¡Participa con tu opinión!