Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-No era la conferencia del líder de Morena. Era la mañanera del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Pero, como si se tratara, el Mandatario federal destacó los triunfos de su partido en la elección del domingo, con todo y cifras, gráficas y hasta mapas.

Eso sí, omitió presentar los resultados de Morena en la Ciudad de México, otrora bastión de su movimiento, donde el electorado castigó a la 4T y Morena perdió 6 Alcaldías. Todo lo tenía preparado.

Al iniciar la conferencia en Palacio Nacional, López Obrador anunció que daría información sobre los resultados de las elecciones.

“Porque existe la información oficial, está en Internet, pero no todos los mexicanos tienen acceso al internet”, justificó, “también se transmiten en los medios, pero hay mucha distorsión en el manejo de la información”.

A López Obrador no le gustó que uno de los focos informativos de la elección fue que Morena y sus aliados perdieron la mayoría calificada en la Cámara baja.

Desde el lunes, subrayó que Morena no tiene esa mayoría y que con la “simple” le basta para que le aprueben el presupuesto y que su Gobierno cuente con dinero para los más pobres.

“Como es sabido, la mayoría de los medios de información convencionales están inclinados al partido conservador, es público y notorio, entonces vamos a informar”, abundó.

“Vamos a garantizar el derecho a la información y vamos a informar, no con fuentes, interpretando, sino con los datos del PREP, los oficiales”, añadió en referencia a las cifras del INE.

Después de que miembros de su Gabinete expusieron sobre la pandemia, la llegada de vacunas anticovid y el regreso a clases presenciales, el Presidente se arrancó con los resultados electorales.

Primero hizo eco de que Morena, junto con sus aliados, ganaron 11 de las 15 Gubernaturas que estaban en juego.

López Obrador incluso citó la coalición de su partido, “Juntos hacemos historia”, prácticamente el mismo nombre que él usó en la elección presidencial de 2018.

“Ahora vamos al Congreso”, expresó antes de mostrar los resultados del PREP sobre la renovación de San Lázaro.

Presumió que Morena ganó 121 de 300 distritos electorales y que, junto con sus aliados, obtuvo el triunfo en 184.

“Qué significa? Que con Morena, el PT y una parte del PVEM, no toda, se tiene la mayoría, el 50 más uno, que yo llamo mayoría simple, porque no me gusta la palabra absoluta”, dijo.

Al igual que el lunes, recordó que le basta con la mayoría simple, es decir, 50 más 1, para la aprobación del Presupuesto.

“Es lo que más nos importa y era lo que querían los conservadores que no lográramos”, se ufanó.

“Con mayoría simple, la mitad más uno, que la tenemos esa mayoría de manera holgada, ya se tiene el Presupuesto”, enfatizó.

Mientras el lunes le dijo a la Oposición “lástima fifí”, hoy el Presidente soltó: “pues no pudieron, hay país para todos y, de manera preferente, para los pobres”.

López Obrador dijo lo anterior señalando una “tacita” tuiteada por Claudio X. González con la leyenda: “o lo dejamos sin la Cámara, o nos deja sin País”.

El Mandatario federal minimizó que Morena y sus aliados no alcanzarán la mayoría calificada, es decir, dos terceras partes de la Cámara baja.

Argumentó que “no se necesitan muchos” para alcanzar esa mayoría y que si se quisiera alcanzarla para aprobar reformas constitucionales, podrían lograrlo con ayuda del PRI u otros partidos.

“Si se quisiera tener mayoría calificada, que son dos terceras partes, se podría lograr un acuerdo con una parte de legisladores del PRI o de cualquier otro partido”, expresó.

“Pero no se necesitan muchos para la reforma constitucional. Entonces este es el panorama y eso es lo que quedó”.