No prosperó el engaño

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del municipio de Aguascalientes evitaron que unos padres de familia fueran objeto de una extorsión telefónica, ya que les estaban pidiendo que depositaran 300 mil pesos a cambio de liberar a su hija que tenían supuestamente privada de su libertad.
Al mismo tiempo otros elementos policiacos localizaron a la joven sana y salva, descartándose que hubiera sido objeto de algún delito.
La joven de 22 años de edad, fue localizada en el jardín que se ubica en la parte posterior de Gobierno del Estado, a la altura de la explanada de la calle José María Chávez. Aún estaba sosteniendo su teléfono celular en sus manos, ya que seguía en comunicación con la persona que intentaba extorsionar a sus padres.
Tras ser abordada por los uniformados, le pidieron a la joven que colgara la llamada y ya no contestara. Tras sentirse a salvo, manifestó que la persona que había estado en contacto con ella, le había ordenado que permaneciera en ese sitio al haber sido amenazada con hacerles daño a sus padres en caso de no obedecer las indicaciones.
Los guardianes del orden trasladaron a la joven hasta su domicilio y la entregaron a sus padres, quienes señalaron que ellos estaban recibiendo llamadas telefónicas donde les informaban que tenían a su hija privada de su libertad y en caso de no depositar 300 mil pesos no la volverían a ver con vida.
Debido a que no contaban con esa cantidad de dinero, fue que decidieron reportar lo ocurrido a los servicios de emergencia y pedir ayuda. Afortunadamente, gracias a la oportuna intervención de los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del municipio de Aguascalientes se logró evitar que una familia cayera en manos de los delincuentes.