Un promedio de 35 solicitudes atiende diariamente la delegación del Instituto Nacional de Migración de extranjeros de diferentes nacionalidades que vienen a residir al Estado de manera temporal por contratación de distintas empresas establecidas en Aguascalientes, así lo dio a conocer su titular, Ignacio Fraire Zúñiga.

El funcionario federal comentó que, en el área de regulación, el INM es el responsable de recibir a todas las personas extranjeras que vienen de distintos países. Se trata de profesionistas que por su capacidad son contratados por empresas locales, por ejemplo, para capacitar a los trabajadores de Aguascalientes.

Detalló que estos trámites corresponden principalmente a personas de países como China, Japón y de Corea del Norte y Sur, pero también de Estados Unidos y Canadá. Fraire aseguró que existe el compromiso institucional de ofrecer “el mejor servicio a la ciudadanía y a las empresas que están en Aguascalientes, pero también, particularmente, a las familias de extranjeros que vienen a trabajar y a residir de manera temporal al estado”.

En el caso de las personas migrantes que transitan por el territorio aguascalentense de manera irregular, enfatizó que el INM es garante de su integridad física y patrimonial, por lo que se tiene la indicación de cuidarlos, protegerlos, rescatarlos y de orientarlos, por si alguno de ellos y sus familias quisieran quedarse en México. En tales casos, dijo, son canalizados a la Comisión Mexicana de Apoyo a Refugiados, un organismo descentrado de SEGOB.

“Hay gente que viene (…) de Honduras, Guatemala y El Salvador, en búsqueda de nuevas oportunidades de vida, mejores empleos, un mayor ingreso para ellos y sus familias (…) Otros huyen de su país porque corre peligro su vida, porque están amenazados por el crimen o por alguna otra circunstancia…” Ignacio Fraire Zúñiga, INM