Al lamentar la aprobación en el Congreso de la Unión de una Fiscalía General limitada, el empresariado representado en Coparmex, denunció falta de compromiso del presidente de la República para emprender la conformación de una Fiscalía General de la República independiente para investigar y perseguir los delitos graves en México.
El sindicato patronal que en Aguascalientes preside Raúl González Alonso, advirtió que si el presidente decide, como lo ha anunciado, otorgar indulgencia a quienes incurrieron en delito de corrupción antes del 1 de diciembre, el fiscal tendrá que someterse a esa decisión política.
Consideró que si bien algunos de los puntos y observaciones de la sociedad civil se incluyeron en la ley orgánica, resulta insuficiente para que la nueva Fiscalía cuente con autonomía plena, garantía que sólo se logrará mediante la reforma al Artículo 102 Constitucional.
“Y es que en la ley aprobada se mantiene la facultad discrecional del presidente de proceder a la remoción del fiscal sin causa que lo justifique, sin autorización previa del Poder Legislativo, lo que irremediablemente minará su independencia y margen de actuación para perseguir delitos sin distinción ni consigna”, agregó.
El posicionamiento lanzado a nivel nacional por las representaciones locales de Coparmex, establece que estas limitantes no pueden garantizar el surgimiento de una institución autónoma y eficaz que pueda estar a la altura del reto de combatir la impunidad que impera en el país.
Muestra además preocupación de que la mayoría legislativa, haciendo eco de la posición política de AMLO, aprueben una ley que está destinada a ser derogada en un corto periodo y que en el ínter mantiene al titular de la FGR como dependiente directo del Ejecutivo Federal.
En ese sentido, dejó en claro que Coparmex continuará liderando con otras organizaciones civiles, la aspiración democrática de poner un freno a la impunidad, para lo cual impulsará la iniciativa ciudadana de reforma al Artículo 102, para llevar al Congreso la exigencia de contar con un fiscal general de la República, independiente, autónomo y eficaz.