No permitamos que triunfe la violencia

El Obispo José María de la Torre Martín invitó a los fieles a vivir la fiesta de la Asunción de la Virgen, en familia; hoy se conmemora el fin de su vida terrestre y como no habrá la tradicional Romería, por la contingencia sanitaria, es importante que este evento no pase desapercibido, hay que colocar en el frente de las casas adornos con los colores marianos.

Pidió orar con devoción ante una imagen o estatua de la inmaculada; y recomendó poner flores frescas o de papel, velas, dibujos de niños, oraciones compuestas e ilustradas por ellos.

Exhortó a los fieles a acudir a misa, a recibir el sacramento del perdón; oremos unos por otros para que todos tengamos la oportunidad de vivir una hermosa fiesta de la Asunción que haga crecer en nosotros el amor de la Virgen María.

“En estos momentos de incertidumbre, pidamos por que no haya más violencia, y no perdamos la fe en que la pandemia pronto acabará”.

Refirió que el Papa Francisco nos invita a tres actitudes muy concretas: mantener la esperanza, dejarse sorprender siempre por Dios y vivir con alegría.

“Es difícil enfrentar nuestras realidades tan mezcladas de bien y de mal; no permitamos que triunfen la maldad y la violencia. La fiesta de la Inmaculada Concepción de la Virgen María se asienta en esta realidad de presencia de mal, pero de una prevalencia del bien. No podemos ocultar que el mal invade los ámbitos humanos, no podemos negar su presencia en nuestras vidas, pero esta fiesta nos da esperanza y que seremos capaces de vencer todo mal”.

Por otra parte, dejó en claro que el desfile de taxistas que se llevó a cabo ayer, no tiene relación con la Diócesis de Aguascalientes, los choferes actuaron por su cuenta; quisieron manifestar su devoción de esa manera.