No pasó el examen sorpresa

Los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado hicieron la detención de un custodio del Centro de Reinserción Social para Varones, luego de que lo sorprendieran cuando intentaba ingresar droga al recinto.
Se trata de quien responde al nombre de Marcos, quien ya se encuentra a disposición del agente del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado.
Su detención se llevó a cabo luego de que elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado realizaran una revisión sorpresa a todo el personal que trabaja en el Centro de Reinserción Social para Varones que se ubica en la carretera federal número 70 Poniente justo cuando iban a ingresar para iniciar sus labores.
Al momento de que le tocó el turno para ser revisado por un binomio canino, Marcos comenzó a mostrar una actitud sumamente nerviosa, además de que el perro, adiestrado en la detección de drogas y explosivos, efectuó el marcaje correspondiente.
Por tal motivo, el custodio fue separado del resto de sus compañeros y, al momento en que fue cuestionado por los uniformados de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, comenzó a caer en varias contradicciones hasta que terminó por aceptar que llevaba droga oculta entre sus pertenencias.
De manera voluntaria, Marcos hizo entrega de un envoltorio que contenía 68 gramos de droga sintética conocida como “cristal” y que, según sus dichos, pretendía vender entre los mismos internos del Centro de Reinserción Social para Varones.

¡Participa con tu opinión!