GUADALAJARA, Jalisco.- Aunque la familia Fernández atraviesa por un momento de mucha preocupación debido la salud de Chente, quien se encuentra hospitalizado tras una operación de emergencia y haberle detectado del síndrome de Guillain-Barré, “El Potrillo” y su hijo, Alex “El Heredero” no paran de trabajar.
“El Potrillo” estrenó a mediados de julio Hecho en México, pero edición deluxe, de donde se desprende su actual sencillo “No lo Beses”, un éxito ya conocido, sólo que éste es una versión con mariachi.
Por su parte, “El Heredero” sacó el 12 de agosto “Buscando el Olvido” como adelanto de lo que será su próxima producción, la cual está bajo la batuta de Edén Muñoz, cantante del grupo Calibre 50.
Y será el 11 de septiembre cuando ambos cantantes regresen a las tablas con una gira en Estados Unidos, la primera fecha juntos será en Sacramento, California.
“Son proyectos y compromisos que adquirimos desde antes de que pasara esta situación de salud con mi ‘tata’. Sí hubo un momento en que nos preguntamos, ‘¿oye, lo posponemos o no?’, pero luego dijimos, para empezar, mi abuelo siempre es de los que dicen, ‘al trabajo hay que cumplirle y al público, más'”, dijo Alex “El Heredero”.
“El Potrillo” anunció su gira en abril y hasta el momento tiene programados casi una veintena de conciertos, que concluirían el 24 de octubre, de los cuales, compartirá 11 fechas con su hijo Alex. (Lorena Jiménez/Agencia Reforma)