En virtud que cada vez son más las empresas de distintos giros, sobre todo industriales, las que deciden parar actividades, aun pagando distintos porcentajes de su sueldo a sus trabajadores, a estas alturas resulta todavía imposible tener una estimación de las pérdidas que se pudieran tener y que afectarían por igual a los empresarios como a los empleados.

El secretario de Desarrollo Económico, Manuel Alejandro González Martínez, expuso que el cálculo de la masa salarial mensual en Aguascalientes en cuanto a los empleos formales oscila en los 3 mil 967 millones de pesos, pero a estas alturas se desconoce qué porcentaje de los trabajadores están en descanso obligado por la contingencia y el acuerdo de pago porcentual al que llegaron con sus patrones.

No obstante, cabe la posibilidad de que poco más de 1 millón de pesos hayan dejado de circular a partir de la quincena más reciente, y por ende sea mucho menos el circulante que llegue a los comercios y servicios, toda vez que la gente prefiere comprar lo indispensable para sobrellevar esta etapa de contingencia sanitaria.

“Si nos fijamos, en estos días todavía hay comercios abiertos, y en lo personal he estado en contacto con el Grupo de Industriales y el Consejo Coordinador Empresarial y todavía hay fábricas operando, pero también son cada vez más las empresas que están parando labores y negociando con sus trabajadores”.

Para conocer un estimado más real del golpe económico que se avecina, se trabaja en coordinación con el Colegio de Economistas, dijo, para recabar datos y trabajar en torno a una radiografía más real, y es que sucede que las plantas que pararon casi de inmediato ante el primer aviso de la presencia del COVID-19 fueron Compas y enseguida Nissan, sobre el resto se ha venido en cascada y de distintos giros.

“Lo que es un hecho es que en donde se ha parado la actividad productiva se ha acordado con sus empleados el pago desde el 50% hasta el 100% de su pago, aunque también habrá que considerar cuánto podrán soportar la nómina, puesto que para nadie es fácil seguir pagando salarios sin producir y sin tener ventas”.

El titular de la Sedec comentó que tal vez cuando se pueda hacer una estimación de pérdidas y circulante en el mercado es cuando se llegue a tener un 80% de la plantilla laboral parada, considerando que también se está tratando de tener un cuidado del dinero y adquirir lo indispensable, en tanto que hay sectores que resintieron de inmediato las pérdidas al no ser prioritarios.