Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Cuestionado sobre el mensaje de Ignacio Sánchez, presidente de la empresa Iberdrola, de no iniciar nuevos proyectos en México ante las políticas que ha adoptado el Gobierno federal para el sector energético, el Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo ayer que los negocios que le interesan son los públicos, no los privados.
“Tenemos que defender el interés público, tenemos que defender el interés del pueblo, de la nación, a nosotros no nos interesan los negocios privados, nos interesan los negocios públicos; o para no ser tan tajante, los únicos negocios a los que se les debe de dar toda la atención es a los negocios públicos.
“Porque nosotros somos servidores públicos, el Gobierno no es un comité al servicio de grupos privados, particulares, de corporaciones, de bancos, de empresas, el Gobierno está al servicio del pueblo, de todos los mexicanos”, dijo en su conferencia matutina.
El mandatario reiteró que durante el periodo neoliberal se impulsó una política privatizadora, en la que delincuentes de “cuello blanco” se disfrazaban de empresarios y hombres de negocios para saquear al país.
“Entonces ellos no aceptan esta nueva política y por eso tenemos protestas, por eso El País, este periódico español que defiende a estas empresas, nos ataca un día sí y el otro también; pero ahora sí que hasta les ofrecemos disculpas por lo que estamos haciendo, ojalá y algún día nos comprendan”, agregó.