Claudia Guerrero y Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que no se enfrentará con el Gobierno de Joe Biden, porque no hay amenazas contra México y prevalecen las coincidencias con sus propuestas.

“No tenemos nosotros nada que objetar, al contrario, coincidimos de que eso es lo que debe hacerse, desde luego desde la independencia que tiene el Gobierno de Estados Unidos como país y como gobierno soberano.

“Y no hay ninguna amenaza en contra de México para dejarlo en claro, o sea que los que están apostando a que nos vamos a enfrentar al Gobierno de Estados Unidos, se van a quedar con las ganas, para hablar en plata, ¿no? Porque siempre le apuestan a que va a haber enfrentamientos y pleitos”, aseguró.

El Mandatario federal destacó que hay coincidencias con la agenda que presentó Joe Biden, la cual incluye atención prioritaria a la pandemia y la crisis económica en Estados Unidos.

“Es muy buena la relación con el nuevo Gobierno, coincidimos con la agenda que presentaron, lo que está proponiendo el Presidente Biden en lo interno, el atender la pandemia, que se mejoren las condiciones y lo deseamos, de contagios y de fallecimientos en EU, a eso le va a dar atención prioritaria”, comentó en conferencia.

“Lo segundo pues es también importante, (…) con los recursos económicos, creo que va a destinar como 1.9 billones de dólares de apoyos a la economía estadounidense, eso va a ayudar mucho en la reactivación de la economía interna y ahí nos ayuda también a nosotros, porque son 38 millones de mexicanos que viven en Estados Unidos, y al haber esta derrama económica, una buena cantidad se va a entregar de manera directa, como lo hacemos nosotros desde hace tiempo”.

López Obrador dijo que como tercer punto el Gobierno entrante en EU se comprometió a atender el tema migratorio con una iniciativa de ley para regularizar a residentes mexicanos y de otras nacionalidades en ese país.

Celebra cancelación de muro… y exhibe a ex Mandatarios

El titular el Ejecutivo celebró el decreto del Presidente Biden para detener la construcción del muro en la frontera conjunta entre México y Estados Unidos, y confió en que el demócrata cumplirá este compromiso durante su Gobierno.

“Están bien, está muy bien, lo del muro es muy bueno, porque yo les comentaba que todos los Presidentes hacían su pedazo, su trecho de muro, era así como una manda, todos, demócratas y republicanos en los 3 mil 180 kilómetros de frontera, considerando todo lo que incluye el Río Bravo”, agregó.

El tabasqueño presentó una tabla con la que recordó que “todos” los ex Presidentes de Estados Unidos siguieron con esa obra en la frontera. Adjudicó a Bill Clinton la construcción de 100 kilómetros de muro, 781 realizados con George Bush, 222 con Barack Obama y 386 con Donald Trump.