Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Consejo de la Judicatura Federal (CJF) y la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) advirtieron que la actividad jurisdiccional no será detenida por actos intimidatorios, luego de la ejecución del juez Uriel Villegas Ortiz en Colima.
“Hoy, todos los integrantes del Poder Judicial de la Federación (PJF), Ministras, Ministros, Consejeras y Consejeros, están de luto tras haberse enterado del cobarde asesinato del Juez Federal Uriel Villegas Ortiz, Juez de Distrito del Centro de Justicia Penal Federal del Estado de Colima, y de su esposa, la señora Verónica Barajas”, indicaron en un comunicado.
“Al respecto, queremos mandar un mensaje claro y categórico: la actividad jurisdiccional seguirá adelante y no nos detendremos, menos con actos intimidatorios, a efecto de cumplir la misión que nos ha encomendado la Constitución y la cual hemos jurado defender en bien de los derechos de todas las personas”.
Asimismo, anunciaron que revisarán los protocolos para garantizar la seguridad de los jueces y su familia.
Durante la sesión ordinaria del pleno de la Suprema Corte por videoconferencia, el Presidente del Consejo de la Judicatura Federal, Arturo Zaldívar, anunció el crimen.
“Pedimos a las autoridades competentes garantizar la seguridad de juezas y jueces federales y sus familias, y que se investigue y deslinden las responsabilidades”, dijo Zaldívar.

¡Participa con tu opinión!