Llama el Colegio de Notarios Públicos de Aguascalientes a las autoridades estatales a ser claras y decir la situación real que priva en el Registro Público de la Propiedad; y a las instituciones involucradas en su operación, a aportar entre todas para sacarlo adelante del bache en que se encuentra, señaló su presidente, Guillermo Ballesteros Guerra.

El representante de los fedatarios señaló que hasta el momento no han tenido algún comunicado por parte del Registro Público de la Propiedad ante la pérdida de información que tuvieron, por lo que es importante que les den una información fidedigna de cómo va el avance de las situaciones, sin nada de por medio, sin medias verdades, ni medias mentiras, “que se nos diga la realidad tal como está sucediendo y que nos digan cuál es el avance de lo que se está llevando a cabo ahorita para recuperar la información, en lugar de simplemente no decir nada y de obstaculizar cualquier cosa”.

En tal sentido, dijo que las evidencias son obvias y no se puede ocultar con un dedo lo que realmente está en el Registro Público y la propia ex secretaria general de Gobierno, Siomar Eline Estrada, reconoció en su momento que hubo una pérdida de información, la cual se está tratando de recuperar, en tanto que el ritmo de actividad de dicha institución se recupera aunque no como se quisiera. “Nosotros quisiéramos tener una certeza absoluta de los documentos que se nos dan, como son los Certificados de Libertad de Gravamen y todos estos documentos que expide el Registro Público, pero de todas maneras debemos ser cautos, analizar la documentación que tenemos en la mano y cerciorarnos doblemente de lo que estamos manejando para no tener ningún riesgo”.

Por lo anterior, dijo que es importante que todas las instituciones involucradas con el Registro Público de la Propiedad como lo son notarios, bancos, Infonavit y el Fovissste, así como el Poder Judicial deben aportar cada quien su granito de arena para subsanar esta deficiencia que se tiene, “y en cada una de las operaciones debemos de ser más cautos que nunca para poder asegurarnos de que no hay ningún riesgo para ninguna de las partes que contratan”.