De ganar la elección a presidente municipal el próximo 6 de junio, los espacios públicos y las obras en estos lugares serán proyectos que nazcan de las demandas y sugerencias ciudadanas, y no detrás de un escritorio o de oficinas municipales, advirtió el abanderado de la coalición “Juntos Haremos Historia por Aguascalientes”, Arturo Ávila Anaya.
Resaltó que en el recorrido que ha hecho ya por gran parte del municipio de Aguascalientes, se ha reunido con vecinos de fraccionamientos de tipo popular, medio residencial y residencial, en donde los ciudadanos le han compartido sus inquietudes, pero también la necesidad de que los proyectos de obra y sociales, sea los que necesita la sociedad y no sólo por idea e inquietud de la autoridad.
Subrayó que la tarea municipal se deberá hacer “sin excusas” y por eso se ha planteado que de llegar a ganar, “no habrá más políticas públicas hechas desde un escritorio”, insistió, y aseveró que “actualmente los espacios de interés común no están pensados para atender las demandas de la gente porque jamás se les consulta respecto a las exigencias o acciones más convenientes para su comunidad”.
En este sentido, señaló que “no tenemos lamentablemente parques ni espacios públicos, pensados en la gente, volvemos a las mismas políticas públicas de siempre que se hacen desde un escritorio, y no nacen de comités vecinales o de la consulta a los vecinos para ver qué podemos hacer”.
Arturo Ávila subrayó que el mejor espacio público es el que la gente se apropia, para ello se necesita que se haga en conjunto desde el inicio de su proyección. Reiteró que “el espacio recuperado público es un espacio que se le quita a la delincuencia, en donde la delincuencia se va saliendo permanentemente, donde no sale la gente, donde no hay luz, son lugares para que la delincuencia se quede”.
Ejemplificó que, en algunas colonias hay más necesidad para instalar áreas deportivas, en otras serán adecuaciones para adultos mayores, en ciertos fraccionamientos será importante promover zonas infantiles o quizá infraestructura que permita la convivencia de las y los jóvenes.
Se trabajará para que las inversiones sirvan también para el desarrollo social, que se haga comunidad como se hace en otras ciudades progresistas que atienden de esta manera la prevención del delito.