Ahora fue en el municipio de El Llano donde los extorsionadores pretendían hacer de las suyas, aunque no lograron su objetivo gracias a la oportuna intervención de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado.
Y es que se comunicaron con una mujer a quien le informaron que tenían privado de la libertad a su esposo de nombre Daniel, de 38 años de edad, por lo que le solicitaron un depósito de 150 mil pesos a cambio de no hacerle ningún tipo de daño y dejarlo en libertad.
Debido a que la mujer no contaba con dicha cantidad que le solicitaban, se comunicó a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado para reportar lo que estaba ocurriendo.
Al presumir que el secuestro no era real y que simplemente se trataba de una extorsión por teléfono, los elementos policiacos se dieron a la tarea de buscar a Daniel en los lugares que acostumbraba frecuentar. Fue precisamente en su lugar de trabajo donde localizaron a esta persona, la cual negó que hubiera sido privado de su libertad.