Elementos del Mando Único de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado lograron evitar que una familia originaria del municipio de Asientos cayera en manos de los extorsionadores telefónicos.
Y es que un individuo mediante amenazas, comenzó a intimidar a un padre de familia, a quien trataron de hacerle creer que tenían privados de su libertad a dos de sus familiares y le estaba solicitando una fuerte suma de dinero a cambio de no hacerles daño y liberarlos ilesos.
Fue el pasado viernes a las 11:30 horas, cuando el señor Ramón, de 47 años de edad, solicitó la intervención de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, ya que presuntamente dos de sus familiares habían sido privados de su libertad y no tenía noticias de ellos desde el pasado jueves.
Al respecto, refirió que una joven de nombre Mónica, de 21 años de edad y el hijo de ella, un menor de apenas un año de edad, habían salido de su domicilio ubicado en el municipio de Asientos desde el pasado jueves y hasta ese momento desconocía su paradero.
Lo que era peor, es que comenzó a recibir llamadas telefónicas donde una persona del sexo masculino le había comentado que los tenía privados de la libertad, por lo que si quería volver a verlos con vida, tenía que depositarle una fuerte cantidad de dinero.
Al presumir que se trataba de una extorsión telefónica, los elementos del Mando Único de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado se dieron a la tarea de buscar a la joven madre y a su hijo, quienes horas más tarde fueron localizados en la comunidad de La Venta, encontrándose ambos sanos y salvos.