Un sujeto que instantes antes había intentado acabar con su existencia amarrando a su cuello una soga y el otro extremo a un objeto fijo, tuvo que ser asistido por los cuerpos de emergencia, luego de que al reventarse la soga misma que no soportó su peso, sufriera una aparatosa caída.
Minutos después de las 01:30 horas de ayer, paramédicos del Grupo de Operaciones Aéreas, de la Policía Municipal se trasladaron al cruce de las calles Pedro Antonio Santos, esquina con avenida Convención Huertas, en la colonia Insurgentes, luego de que el C4 Municipal recibiera el reporte de una persona de sexo masculino inconsciente. De esa manera, atendiendo el llamado se trasladaron de inmediato al lugar, cuando al llegar se percataron que había un sujeto acostado sobre la banqueta decúbito dorsal, que presentaba sangrado en la parte del rostro, labios y boca. Al momento de ser valorado por paramédicos, detectaron que el lesionado contaba con signos vitales leves, por lo que rápidamente lo colocaron en posición de recuperación para evitar una broncoaspiración. Posteriormente y con el apoyo de rescatistas de la Cruz Roja Mexicana, quienes también se hicieron presentes en el lugar, lograron estabilizar al individuo de 30 años de edad, quien por fortuna no fue requerido su traslado a ningún hospital.
Finalmente, arribó al lugar la mamá del lesionando de 53 años de edad, quién se hizo cargo de su hijo, siendo apoyados por elementos de la Policía Municipal de para su traslado a su domicilio.