En voz de su presidenta, Gwendolyne Negrete Sánchez, la Asociación Mujeres Jefas de Familia pidió al Instituto de Educación de Aguascalientes que las cuotas de padres de familia para que no sean un condicionante para que los menores ingresen a las aulas. Esto, porque a muchos papás y mamás les será muy difícil cubrir este requisito dada la inflación tan alta y las alzas desmedidas de los precios de la canasta básica.

En vísperas del regreso a clases en las siguientes semanas, recordó que el Artículo 3º de la Constitución Mexicana menciona claramente que la educación tiene que ser gratuita y todos los menores, sin distingo alguno, deben acudir a las aulas. Adicionalmente, pidió a las escuelas ser más empáticos con la actual situación económica que se vive en el estado y el país, para que no sean estrictos en pedir el uso de cuadernos, libros y mochilas nuevos, sino de fomentar su reutilización como parte del proceso formativo.

Asimismo, dijo que una vez hecho el gasto para adquirir computadora o tableta para el cumplimiento de las tareas o actividades durante las clases en línea, pidió a la autoridad educativa no dejar de lado el entorno virtual y seguirlo fomentando y explotando entre los niños. “Se obligó a tener estos aparatos en sus casas, ahora que los sigan utilizando” sentenció.