Pide el Consejo Estatal de Personas con Discapacidad a la autoridad estatal que se vea en la práctica su inclusión en el sistema de movilidad, por lo que hizo votos de que sí se vean realmente beneficiados con la entrega de credenciales de descuento en el transporte público y que se amplíen las rutas que puedan transportar a más gente con discapacidad
El presidente de dicho organismo, Carlos Pérez Muro, comentó a El Heraldo que si bien es plausible que haya tarjetas para pagar solo 4.50 pesos el pasaje para los sectores vulnerables, aquí lo lamentable es que muchas de las personas con discapacidad, aún no pueden acceder a los camiones urbanos porque son muy pocas las unidades de transporte adaptado.
Apuntó que las rutas que hay no se prestan para nada hacia las personas con discapacidad y las pocas unidades que hay, son más bien para personas que adquirieron una discapacidad por la edad o que tienen una limitación menor o por la falta de algún miembro. Cuando se supone que el transporte de esta característica se adquirió para dar beneficio a personas que de verdad carecían o que no podían tomarlo. Afirmó que los camiones que tienen adaptaciones, siempre ocupan de un acompañante para poder subir o de algún otro apoyo y de esa manera no tienen amplio acceso o derecho de independencia y de movilidad como tal al 100.
“Nosotros hablamos de camiones con rampa, las personas con discapacidad física que utilizan una silla de ruedas, andadera o algún apoyo de este tipo, son personas que en verdad carecen de movilidad y tendrían que tomar un taxi o algún otro servicio por plataforma que es costoso”.
A pesar de lo anterior, confió en que habrán de llegar a un buen acuerdo con la Coordinación de Movilidad, a fin de buscar alternativas en los camiones que ya existen para que sean accesibles, por lo que la tarjeta de descuentos es de muy buen apoyo siempre y cuando se amplíen las rutas. “Ya recibí un llamado, nos vamos a sentar a la mesa a dialogar un poco ya con la Coordinación de Movilidad para poder llegar a un acuerdo”, finalizó.