Con el registro superior a doscientos grupos de educación básica fusionados en el ciclo escolar 2018-2019, entre los cuales se ofrece servicio multigrado, el director del IEA, Raúl Silva Perezchica, aseveró que se necesitarían más de dos mil docentes adicionales para atender la demanda de baja matrícula en los diversos niveles de primaria y secundaria.

Sin embargo, eso no es posible por cuestión de matrícula por grupo que ha quedado establecida en 35 estudiantes. Al no cumplirse con una cantidad mínima, se recurre a la estrategia de fusionar grupos de tercero con cuarto grado de primaria e incluso en los Municipios de Asientos y Calvillo hay una escuela con un solo grupo que atiende a los niños desde primero a sexto.

“Para ello se cuenta con docentes capacitados y con las herramientas necesarias y pertinentes para enseñar a cada niño en el grado académico que le corresponde, aún y cuando ellos compartan durante toda la jornada escolar un mismo salón de clases”.

El director del Instituto de Educación de Aguascalientes aseveró que la matrícula en educación básica en Aguascalientes no ha crecido en los cinco últimos y se prevé que este ciclo 2018-2019 tampoco subirá, una vez que confirme el dato el INEGI.

Además, existe la política de que los grupos sean de 35 estudiantes, lo que se traduce en que no sean muchos los integrantes y tampoco poquitos. Sin embargo es un hecho que en las comunidades rurales y en el Centro de la ciudad se deprime la matrícula y ahí se hacen las fusiones de grupos o cierres de escuelas.

“Esta estrategia es absolutamente necesaria, porque debe hacerse una eficiencia de recursos, porque si se quisiera dar un maestro por grupo se tendrían que contratar a dos mil maestros, lo cual no es posible y tan sólo en el nivel de primarias”, indicó.

En las comunidades rurales se trabaja para que haya fusión de escuelas y a cambio se les ofrece el servicio de transporte escolar para mover a los niños al plantel educativo correspondiente, aunque es una decisión interna de los padres de familia.

Finalmente, Silva Perezchica aclaró que por cada grupo fusionado se abre uno nuevo en otro lugar, es decir este ciclo 2018-2019 se aperturaron también 200 grupos y sólo se cerró una escuela jardín de niños en el Centro de la ciudad.