El Municipio de Aguascalientes aclaró que el desperfecto en la esquina de López Mateos y José María Chávez no es un caimán sino un registro de Telmex hundido, que requiere reparación para proteger la fibra óptica en su interior. Esta situación ha causado preocupación por más de un mes debido al riesgo para el tráfico y los peatones en esta zona de alta afluencia. Las autoridades municipales, que no pueden intervenir directamente, están en contacto con Telmex para acelerar la solución del problema.