Un delincuente se robó durante la madrugada del miércoles un vehículo que estaba estacionado en calles del municipio de Luis Moya, Zacatecas.
Horas más tarde, Bomberos Estatales lo recuperaron, luego que el sospechoso quedó atorado en el cauce del río San Pedro, cuando intentó cruzarlo a la altura del poblado de Guadalupito, en el municipio de Cosío.
Fue a las 15:55 horas, cuando Bomberos Estatales y Bomberos Municipales de Rincón de Romos, se trasladaron al lugar arriba señalado, luego de recibirse un reporte al número de emergencias 911, en el que se informaba que en el cauce del agua del Río San Pedro se encontraba un vehículo Datsun tipo guayín, color rojo y placas de circulación de Zacatecas, desconociéndose si había personas atrapadas en el interior.
De inmediato se trasladaron policías preventivos de Cosío y policías estatales, además de Bomberos Municipales de Rincón de Romos y unidades de Bomberos Estatales.
Al hacer su arribo, se percataron que la unidad ya estaba prácticamente cubierta por el agua, por lo que de inmediato el grupo de buzos de Bomberos Estatales ingresaron al río, a fin de rescatar a posibles víctimas.
Afortunadamente, una vez que revisaron detenidamente el interior del vehículo, confirmaron que no había ninguna persona, por lo que posteriormente, procedieron a enganchar la unidad automotriz para sacarla del agua.
Posteriormente, se logró establecer que la guayín había sido robada durante el transcurso de la madrugada, cuando estaba estacionada frente a un domicilio, en el municipio de Luis Moya, Zacatecas.
Se presume que el delincuente escapó por el poblado de Guadalupito, Cosío y al momento de que intentó cruzar el Río San Pedro, por la intensidad de la corriente del agua, terminó por quedar atrapado en medio del cauce. Al ya no poder continuar, el sospechoso decidió ponerse a salvo y dejó abandonada la unidad automotriz.
Cabe destacar que el señor José Manuel, de 68 años, propietario del vehículo, acudió a la Fiscalía General del Estado a presentar la denuncia penal correspondiente.