MONTERREY, NL.- Fiel a su creencia de que muchas cosas que se dicen respecto al COVID-19 son falsas, María Conchita Alonso afirmó que se le han cerrado las puertas por no estar inoculada.
“He perdido trabajo porque no estoy vacunada, no aquí, bueno… De repente aquí también, no estoy segura”, dijo la actriz y cantante.
Al ser cuestionada si el productor de GranDiosas, Hugo Mejuto, le exigió la vacuna para unirse al show, respondió que no.
“No, porque él no está ignorante de la realidad. Yo me muero de la risa porque, ¿para qué es supuestamente una vacuna? Para cuidarte, supuestamente, para protegerte. Entonces, ¿qué importa que los demás la tengan o no si tú estás protegido?”, expresó.
Antes de que se confirmara públicamente que Paty Navidad había adquirido el virus, María Conchita, su amiga, lo sabía.
La intérprete de 64 años dijo que, al igual que Navidad, sí cree en el virus.
“Por supuesto que le dio (a Paty) como me dio a mí. La gente lo malinterpreta. Ella jamás ha dicho que no cree que existe”, mencionó. “Ella lo que dice es lo mismo que yo: no creemos en mucho de lo que dicen con respecto al virus”.
Agregó que ella no difunde un mensaje de no vacunarse.
“Yo no soy ni médico ni científico ni me interesa serlo. Yo no le digo a nadie: ‘no te vacunes’. Yo lo único que digo a la gente es: investiga antes, no corras a ponerte algo que tuvieron menos de tres meses para crearlo”, expresó Alonso. (Lorena Corpus/Agencia Reforma)