El 50% de las viviendas que estaban en situación de abandono hace tres años, ya han sido habitadas ante la demanda de vivienda económica, informó Jaime Gallo Camacho, secretario de Desarrollo Urbano municipal.
El funcionario coincidió con lo dicho por los economistas respecto a que en la actualidad el estado carece de vivienda económica; lo anterior “ante la eventualidad de que se dejó de otorgar el subsidio a la vivienda que daba el Gobierno Federal a través de Infonavit”.
La disminución en la oferta de este tipo de viviendas ha propiciado que las casas que estaban deshabitadas se volvieran atractivas para que las personas las adquieran y las vendan o las puedan comprar.
Según Gallo Camacho, hace tres años existían en la capital 10 mil viviendas deshabitadas y “conforme ha ido avanzando la inflación, ha existido menor oferta de vivienda barata, por lo que las casas deshabitadas se han vuelto atractivas para las familias”, explicó.
El funcionario municipal estimó que del número de casas que se encontraban en estado de abandono; la mitad ya se han ido ocupando.
“En la medida en la que haya menos oferta va a ser más atractivo adquirir las casas que ya están construidas”, sostuvo el secretario de Desarrollo Urbano.
Añadió que la mayor parte de las casas que están siendo habitadas tienen un valor que va de los 400 mil a los 900 mil pesos; “se trata de casas que en muchos de los casos son de interés social y que no se ocuparon porque en el momento estaban lejanas o no tenían el equipamiento suficiente, pero conforme se han ido urbanizando, se han vuelto atractivas y la gente las empieza a ocupar”, declaró.
Por último, señaló que en algunas de ellas existen riesgos originados por daños como resultado del tiempo que estuvieron en abandono; “existen algunas que están vandalizadas y son las que representan un riesgo, por lo que hemos dialogado con Infonavit o con los propietarios del crédito para establecer tapiales y garantizar así la seguridad”.