Angela Janayna Mendoza Parada
Agencia Reforma

Para Nicole Kidman, su participación como Virginia Woolf en Las Horas, la sometió a un estado depresivo tras su divorcio con Tom Cruise.

Durante una entrevista en el programa de la BBC, This Cultural Life, la actriz dijo que no se sentía en su propio cuerpo y hubo momentos en el largometraje donde se dejó llevar por el espíritu del personaje.

«No sé si alguna vez pensé en el peligro. Estaba tan metida en ella… quiero decir, puse las piedras en los bolsillos y me metí en el río. Una y otra vez. Probablemente, no tuve en cuenta el peligro lo suficiente», señaló en la escena de suicidio en el río Ouse.

«Virginia fluyó a través de mí. Yo era un recipiente prácticamente abierto para que esto sucediera. Y creo que Stephen (Daldry, el director de la película) fue muy delicado conmigo porque lo sabía», añadió.

Por otra parte, Kidman, de 54 años, aseguró que a lo largo de su vida ha «profundizado y atravesado muchos paisajes diferentes de salud mental, de pérdida, de alegría…»; sin embargo, ahora es más consciente del tiempo y de sus amistades.

«Definitivamente no quiero cerrarme a medida que envejezco. Quiero ser más abierta, estar más disponible y ser más libre», manifestó.

Cabe recordar que, su participación en Las Horas, le otrogó a la actriz el premio Óscar y un Globo de Oro a Mejor Actriz.

Con información de El País.

¡Participa con tu opinión!