Verónica Gascón
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- ‘¡No jodan!’, soltó ayer Carlos Salazar, líder del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), sobre eliminar outsourcing.
En ese tema, aseguró, el Gobierno quiere “tumbar el árbol” para quitar la manzana podrida.
“Nos está enfrentando una iniciativa para eliminar de un tajo una práctica que, si bien fue mal utilizada por algunos, yo he tratado de decir que, para querer quitar una manzana podrida, lo que está intentando hacer a veces la autoridad es tumbar los árboles. ¡No jodan!, en vez de quitar las manzanas podridas, pues talan el árbol y nos quedamos sin nada”, externó al mediodía, en una conferencia organizada por Concanaco.
Por la noche, luego de una reunión en Palacio Nacional con el Presidente Andrés Manuel López Obrador, los líderes empresariales señalaron que no han alcanzado un acuerdo, debido a que no pudieron definir los tiempos de aplicación de la reforma y otras figuras que pudieran sustituir al esquema.
“No sabemos qué actividades sí van a ser permitidas y qué actividades no van a ser permitidas. Creo que eso va a quedar más claro la próxima semana”, dijo Salazar.
Aunque confió en que el próximo miércoles lleguen a un acuerdo, admitió que las negociaciones se han llevado más tiempo de lo esperado.
Francisco Cervantes, presidente de Concamin, afirmó que el desencuentro son los tiempos de aplicación de la reforma.
Los empresarios piden seis meses, debido a que se tienen que homologar procedimientos con el IMSS e Infonavit.