CDMX.- El fondo altruista del Príncipe Carlos no será investigado por un organismo de control por aceptar un millón de libras (alrededor de 24 millones 832 mil pesos) de la familia del terrorista Osama bin Laden.
Al parecer, el fondo recibió la donación después de que el Príncipe de Gales tuviera una reunión privada con el medio hermano del terrorista, Bakr bin Laden, en 2013, dos años después de que las fuerzas especiales estadounidenses mataran al líder de Al Qaeda, autor intelectual de los ataques a las Torres Gemelas.
Sin embargo, ayer la Comisión de Caridad dijo que los fideicomisarios podían tomar dinero de quien quisieran y que no iniciaría una investigación sobre el regalo en efectivo.
«Aceptar una donación es, en última instancia, un asunto de los fideicomisarios. Según la información actual, esta donación histórica no parece ser ilegal. Por lo tanto, no hay ningún papel para la Comisión», señaló un portavoz al periódico Daily Mail.

QUE CARLOS NO NEGOCIÓ

En otro reporte del New York Post, fuentes reales negaron los informes de que el Príncipe Carlos, de 73 años, había «negociado» la donación o que accedió a ella ante la oposición de sus asesores.
Clarence House dijo que los fideicomisarios del Fondo de Caridad del Príncipe de Gales (PWCF, por sus siglas en inglés) acordaron aceptar la donación sin la participación del Príncipe, y que llevaron a cabo una «diligencia debida exhaustiva». (Staff/Agencia Reforma)