Benito Jiménez
Agencia Reforma

(Otra), México.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador exhortó a constructoras que trabajan en las obras del Tren Maya a apurar el paso para inaugurar este proyecto en 2023.

“No existe la posibilidad de fallar y no inaugurar el tren en 2023, no hay más tiempo, sería un rotundo fracaso, porque si no terminamos la obra heredaríamos un problema al nuevo Gobierno y el riesgo de que se quede la obra inconclusa, por eso no podemos fallar”, dijo a los encargados del Tren Maya.

Al supervisar el tramo de Palenque, Chiapas, a Escárcega, Campeche, con paso por Tenosique, el Mandatario anticipó que las constructoras deberán apurarse en temporada de sequía, pues con lluvias es más difícil laborar.

“Voy a estar viniendo, supervisando los tramos cada tres meses, si nos atrasamos voy a estar cada dos meses, cada mes, cada quince días, pero no podemos fallar”, insistió.

En su discurso, rodeado de maquinaria pesada y aplanados de tierra, el tabasqueño recordó que para acelerar el Tren Maya se tienen considerados tramos con segundos pisos, como los realizados en la Ciudad de México.

“Ahora de nuevo le toca al sureste, iniciamos con la construcción de este ferrocarril. Es la hora del sureste, la hora del Tren Maya, son los tiempos y estamos contentos porque se va avanzando”.

“Necesitamos apurarnos, sabemos bien quienes nacimos en estas tierras, en estas aguas, llueve mucho en Chiapas, en Tabasco, en el sureste, y la temporada de lluvias no deja avanzar, por eso hay que avanzar en la seca”.