No hubo remontada

En la capital de Francia, el conjunto del PSG recibió al Barcelona en la vuelta de los octavos de final de la Champions League; la serie estaba a favor de los franceses por un 4-1; y, ayer, los parisinos culminaron la obra al empatar 1-1, aunque los catalanes dejaron ir muchas oportunidades.
Por más que el PSG tuvo una cómoda ventaja en todo el encuentro, el Barcelona ofreció una de sus mejores actuaciones en la campaña, haciendo sufrir a sus rivales con bastantes llegadas al arco, pero, para mala fortuna del Barça, no se consiguió la remontada.
En los primeros minutos, el más activo fue Ousmane Dembélé, quien llegó a tener hasta cuatro jugadas en ataque que no pudieron acabar en gol; algunas de ellas fueron atajadas por Keylor Navas y, en otras, el francés no estuvo fino a la hora de rematar.
A la media hora de juego, Mauro Icardi recibió un pisotón por parte de Lenglet dentro del área visitante y, después de la revisión del VAR, el árbitro señaló penal, mismo que cobró de manera efectiva Kylian Mbappé con un zapatazo.
Al 37′, Lionel Messi empató el encuentro con un golazo desde las afueras del área, rematando con fuerza y coraje, dejando anonadado a Keylor Navas en el arco. Minutos más tarde, Griezmann recibió una falta dentro del área, lo que hizo que el Barcelona pudiera ponerse en ventaja, tanto en el marcador como en el factor anímico, pero Messi, al final de cuentas, no cobró de manera exitosa y Navas atajó el penal.
Para la segunda parte, el Barcelona continuó con las llegadas en ataque, siendo al menos dos claras que pudieron cambiar el rumbo del partido, pero, si no fuera por Navas o Marquinhos, el PSG pudo haber sufrido una remontada bastante dolorosa, ya que, en el complemento, no tuvo prácticamente jugadas de peligro.
Al final, el partido quedó 1-1 con un global de 5-2 a favor de los parisinos, pero el Barcelona se despide de la Champions con la frente en alto, ya que tuvo 21 remates, de los cuales 10 fueron al arco, así como un 73% de posesión, pero todo esto no les bastó a los de Cataluña para mantenerse vivos en esta competencia.
Ahora, el PSG se alista para la siguiente eliminatoria al lado de equipos como Porto, Borussia Dortmund y Liverpool, mientras que Barcelona se tendrá que enfocar en LaLiga y Copa del Rey, despidiéndose de la Champions en octavos de final por primera vez desde el 2007. Es de resaltar que esta Champions tendrá unos cuartos de final sin Messi ni Cristiano, por primera vez en 16 años.