Claudia Guerrero 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador defendió enérgicamente la legalidad de sus conferencias mañaneras, a pesar de las 24 medidas cautelares impuestas por el Instituto Nacional Electoral (INE) por presuntas violaciones a la veda electoral.

En su conferencia de prensa matutina, el Mandatario celebró que el INE no haya prohibido las mañaneras, calificando tal posibilidad como «una violación flagrante a la Constitución» y «un acto de censura».

«Hay una muy buena noticia, muy buena noticia, no prohibieron las mañaneras ayer en el INE. No se prohibió porque iba a ser una violación flagrante a la Constitución al artículo sexto, séptimo de la Constitución,» expresó el Presidente.

López Obrador rechazó rotundamente haber infringido la ley electoral durante sus conferencias. «No. No (he violado la ley),» aseveró, destacando su cumplimiento de no mencionar el nombre de la candidata presidencial opositora, Xóchitl Gálvez, tal como lo ordenó el INE.

El Mandatario arremetió contra la propuesta que se discutió en el órgano electoral, tachando de «aberración» y «actos desesperados e irracionales» la posibilidad de prohibir las mañaneras.

«Se trataba de una aberración, es que están muy desesperados, no sé qué les estará pasando, pero son actos desesperados, irracionales, están cometiendo muchos errores, diario,» manifestó.

Además, desestimó las consecuencias de que el INE ordene retirar algunas de sus conferencias de las redes oficiales del Gobierno federal. «Sí, bajan unas, pero suben otras,» advirtió.

Aunque el INE pidió al Mandatario actuar con neutralidad, López Obrador insistió en lanzar críticas contra lo que llamó el «Consejo Supremo Conservador», supuestamente encabezado por el empresario Claudio X. González.